Una mirada hacia dentro del equipo con Sikkhona

Francesc Esteban Amat

“Ningún grupo puede actuar con eficacia si falta el concierto;
ningún grupo puede actuar en concierto si falta la confianza;
ningún grupo puede actuar con confianza si no se halla ligado
por opiniones comunes, afectos comunes, intereses comunes.”

Edmund Burke (1729-1797) Político y escritor irlandés.

A veces, en las organizaciones nos pasa que nos centramos más en lo de fuera que en lo de dentro. Nos centramos más en servir al cliente que en analizar nuestros procesos internos que, “casualmente”, son los que al fin y al cabo van a repercutir en nuestro cliente… Esa “mirada para adentro”, ese chequear cómo estamos y qué podemos hacer para mejorar, no se debe hacer sólo cuando las cosas van mal, sino que también es especialmente importante cuando las cosas van bien.  Es eso lo que nos cuenta la vieja historia de afilar el hacha

Para aquellos que trabajamos en la formación y en la consultoría, es clave usar en nosotros mismos aquellas herramientas con las que trabajamos con el cliente, para no cumplir con aquél refrán de “en casa del herrero, cuchillo de palo”.

Como consultoría, en FormAcció, estamos en un proceso de desarrollo y de crecimiento, y aunque el “núcleo duro” sigue siendo el mismo, hemos crecido bastante en los últimos tiempos… La tarea a veces te llena tanto que te olvidas de cerrar discusiones internas, aclarar puntos de vista o hacer sentir que la confianza mutua es lo que nos ha llevado hasta aquí…

Es por ello que en una de nuestras últimas reuniones, usamos una herramienta curiosa, divertida, proyectiva y fascinante… Se trata de Sikkhona.
Sikkhona a primera vista parece simplemente un juego de cartas. Tienes dos versiones, una educativa (sikkhonaedu) y otra más centrada en el análisis del equipo (Sikkhona).

Se trata de una herramienta que a primera vista parece sencilla, pero que tiene mucha profundidad, sobretodo si la pones en las manos adecuadas… Si tienes que elegir a alguien que te ayude en el trabajo en equipo, te sugerimos que cojas una persona certificada como nosotros.

Permite abrir y cerrar un grupo, aumentar la ventana Johari de los participantes, así como trabajar los conflictos existentes… Una de sus virtudes, es permitir aflorar las “conversaciones pendientes” que existen en los equipos. En un mundo donde la gente rompe la pareja por Whatsapp, ser capaces de verbalizar los problemas y afrontarlos directamente, permite que nuestra organización tenga un “plus”. Y esto es algo que no debe pasar desapercibido a los directivos: mirar hacia adentro, ser conscientes de nuestra madurez como equipo, compartir hacia dónde queremos ir, es hoy algo, simplemente imprescindible.

 

 

 

 

 

 

 

A veces, a los directivos, les da una cierta “vergüenza” hablar de las relaciones entre el equipo, pensando que “somos profesionales y hemos de trabajar con todo tipo de gente”. Y es que eso de las emociones y de la comunicación, es algo que todavía debemos acabar de incorporar en nuestra mochila profesional. Trabajar con Sikkhona, os va a dar claridad. Vais a conseguir que aflore aquello que está escondido, os ayudará a aumentar la confianza mutua y, si hace falta, va a permitir curar alguna herida mal cerrada.

 

Atrévete a aumentar la confianza en tu equipo.
A fin de cuentas, si no generas confianza en tu equipo,
¿en quién vas a confiar?

Related Posts

JORNADA TÉCNICA 1/12/2016: “REVISANDO COMPROMISOS”.
En 2017…
Verdades y trampas de la planificación estratégica

1 Comment. Leave new

[…] celebramos Sant Jordi y continuamos nuestro camino, iniciado en el post anterior que puedes leer aquí, explorando los seis aspectos fundamentales del trabajo en […]

You must be logged in to post a comment.